Guía completa sobre los ICOs: Qué son y cómo invertir en uno

Guía completa sobre los ICOs: Qué son y cómo invertir en uno

grafico de criptomoneda

Pese a las recesiones y detractores, es un hecho que las criptomonedas son más que un experimento. Desde el documento fundacional de Bitcoin hace una década, se han convertido por si mismas en un mercado, una industria y un modelo de negocios, que guste o no, genera cifras impresionantes. Un total de 2116 monedas circulan hasta la fecha, y surgen más cada día.

Desde el 2013, la mayoría de estas monedas aparecieron en el mercado gracias a un controvertido pero muy rentable instrumento de financiamiento, denominado ‘Initial Coin Offering’ (ICO), u oferta inicial de la moneda.

Similar a los ‘Initial Produc Offering’ (IPO) de Wall Street, consisten en un evento para la preventa de acciones al público (aunque en este caso, las acciones se representan mediante tokens, es decir, mediante códigos de cómputo a los que se les asigna un valor monetario). A través de esta preventa, el equipo de una criptomoneda recauda los fondos necesarios para desarrollar todo su ecosistema (desde la moneda, pasando por las aplicaciones y protocolo blockchain, hasta el marketing). Por su parte, el incentivo de los inversores para participar de un ICO es simple: adquirir los tokens de un proyecto a un precio mucho menor del que alcanzará cuando tenga éxito en el mercado.

A continuación, todo lo que necesita saber sobre este instrumento de financiamiento.

¿Qué son los ICO?

En términos sencillos, es un período de tiempo en el cual un proyecto de criptomoneda obtiene sus primeros inversores, mediante la venta de monedas o tokens a un precio fijo. Los precios generalmente se fijan en Bitcoins (BTC), pero en tiempos recientes se han admitido métodos alternativos de pago como Ethereum (ETH).

Los ICO pueden entenderse como un tipo de crowdfunding, en el sentido de que es un evento masivo del que participan múltiples inversores, a diferencia de otras formas de financiamiento como los venture capitals (VC), muy comunes en la industria tecnológica. Los fondos invertidos por los participantes son recolectados por el equipo desarrollador, con el objetivo de lanzar el proyecto. Dicho proyecto está respaldado por un documento técnico (whitepaper) en el que se exponen todos los detalles de la moneda, acompañado del apoyo de importantes personalidades dentro de la comunidad de criptomonedas. Es sobre todo una forma no regulada como alternativa a las recaudaciones de capital de los bancos o capitales de riesgo

Historia de los ICO

La primera criptomoneda en desarrollar una venta distribuida de sus tokens para financiar el desarrollo de la plataforma fue Ripple, a principios de 2013, cuando la compañía matriz Ripple Labs comenzó a desarrollar su sistema de pago, y creó alrededor de 100 mil millones de tokens XRP. También en 2013 apareció el ICO de NEXT, en donde los desarrolladores solo obtuvieron una cantidad de Bitcoins de dos dígitos. Hoy en día, sin embargo, el token NXT vale mucho más y Next se ha convertido en una criptomoneda relativamente exitosa y estable.

Más tarde en ese mismo año, Mastercoin prometió crear una capa sobre Bitcoin para ejecutar contratos inteligentes y tokenizar transacciones. El desarrollador vendió algunos millones de token de Mastercoin en Bitcoin y recibió alrededor de $1M.

Varias otras criptomonedas fueron financiadas con ICO después, por ejemplo, Lisk, que vendió sus monedas por alrededor de $5 millones a principios de 2016. Sin embargo, el caso más destacado es Ethereum: a mediados de 2014, la Fundación Ethereum vendió su token ETH a un precio de 0.0005 BTC cada uno. Con esto, recibieron casi $20 millones, que se ha convertido en uno de los mayores fondos colectivos de la historia y definitivamente sirvió como base de capital para el desarrollo de Ethereum. 

A medida que Ethereum desató el poder de los contratos inteligentes, y fue posible la creación de tokens ERC-20 (es decir, que cualquiera pudiese crear su propia criptomoneda) se abrió la puerta a una nueva generación de ofertas iniciales de monedas, y a partir de entonces se han producido centenares de ellos.

Este concepto de financiar proyectos con un token en Ethereum se convirtió en el plan para una nueva generación de proyectos de crowdfunding altamente exitosos, entre los que se distinguen: Augur, Melonport, Golem, ICONOMI, QTum, OmiseGO y Digix DAO.

¿Cómo invertir en un ICO?

Cada mes aparecen docenas de ICO que exploran nuevas y creativas formas de conectar su ecosistema con el token, aprovechar contratos inteligentes para agregar más funciones a estos tokens y aportar soluciones a los principales problemas de la economía global. 

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro. Incluso en el año de mayor crecimiento de esta industria, el 2017 (año en el que Bitcoin llegó a valer $20.000), sólo el 48% de los ICO terminaron siendo criptomonedas exitosas en la práctica. Por ello, conocer los pasos estratégicos para saber cómo y en qué ICOs invertir, es una tarea obligatoria para evitar desgracias, en medio de una rampante tendencia de ICOs especulativos y fraudulentos. 

Aunque no existe un método exacto para determinar la legitimidad y rentabilidad de un ICO, los siguientes pasos arrojan muchas luces al respecto:

1) Realizar una investigación de mercado

Sea que lo haga por su cuenta, o que acuda a un investigador de mercado, necesita ineludiblemente abordar ciertos criterios:

● Composición del equipo:

Se deben estudiar los perfiles de los miembros que conforman el proyecto, especialmente al consejo de asesores (adivsors) y el equipo de desarrollo. Es de vital importancia asegurarse que los miembros del equipo tengan cuando menos, una experiencia anterior en áreas generales como blockchain, programación, startups tecnológicas, o estudios de alto nivel en informática, computación, finanzas, ingeniería entre otras.

Asimismo, para tener un grado de confianza sobre el modelo de negocios del proyecto, el equipo también debe tener experiencia en la industria específica en la que se base la criptomoneda (por ejemplo, si se basa en comercio electrónico, deberían tener asesores con experiencia en Amazon, eBay, etc.). En esta fase, la red social LinkedIn es sumamente útil para conocer con detalle el perfil de cada integrante del equipo (si no poseen LinkedIn o no incluyen en su bio al proyecto, es una pésima señal).

● Análisis de los foros

La comunidad de criptomonedas se caracteriza por tener un nutrido intercambio de opiniones y feedbacks a través de blogs de alto contenido como BitcoinTalk, Reddit y Medium. Todos los equipos crean sus blogs en estas plataformas como una puerta de enlace para satisfacer preguntas comunes e inquietudes de los inversores. Si estos blogs no responden a las preguntas de los usuarios, o las evaden, se estará en presencia de un claro indicio de fraude. Además, es importante recopilar las expectativas y sentimientos generales de los usuarios en estos sitios.

● Etapas del proyecto

Es imperativo comprobar que el proyecto disponga de un un documento técnico (whitepaper), un código operativo o una versión beta de su aplicación. Que se encuentre en esta etapa es fundamental para descartar aquellos que solo venden un token con una idea sin ejecutar. La plataforma por excelencia para hacer seguimiento de las etapas de desarrollo de una criptomoneda es GitHub, para ver la cantidad de líneas de código desarrolladas. Si las líneas de código son escasas a poco tiempo del ICO, probablemente se trate de una estafa. La calidad del código puede comprobarse con ayuda de un programador, por lo cual es siempre recomendable acudir a equipos investigadores

● Opinión de los influencers y expertos

El veredicto que tengan aquellos con poder de influencia sobre la comunidad de criptos, juega un rol relevante sobre la expectativa del proyecto, y por ello es necesario remitirse a sus opiniones. Por un lado están los influencers, youtubers y creadores de contenido sobre blockchain con grandes audiencias, con capacidad de influir en las decisiones de inversión de muchas personas. 

Entre el vasto número de ellos, los de mayor credibilidad son Ian Balina, Data Dash y Crypt0. Por otro lado están los expertos de la industria, especialmente los inversores de riesgo, que usualmente invierten en las etapas iniciales de proyectos exitosos. Si en el sitio web del proyecto se ofrece información sobre la participación de inversores de riesgo legítimos, será una buena señal.

● Evaluación del whitepaper

Este documento debe contener todos los detalles técnicos del proyecto, con una explicación lo suficientemente amplia sobre su arquitectura modular (blockchain, protocolos, algoritmos), política monetaria (utilidad del token, incentivos y porcentaje de tokens reservados para el ICO, suministro máximo de monedas), problemas concretos que resuelve, cuáles innovaciones tecnológicas introduce, con qué otros proyectos o compañías establecerá asociaciones comerciales, marketing y promoción, y muy importante, un roadmap especificando la planificación cronológica de las metas del proyecto. El whitepaper debe lograr un equilibrio entre el aspecto científico-tecnológico y el aspecto de estrategia de ventas. En otras palabras, explicar cómo funciona el ecosistema y como planean estimular su demanda.

● Uso de las whitelist como filtro

Una whitelist o lista blanca es un proceso en el que el inversor necesita registrarse con todos los documentos que le exige la compañía. Puede referirse simplemente a un proceso KYC/AML (es decir, conocer si el inversor es legítimo), lo que ayuda a eliminar el fraude. Si el ICO exige este tipo de registro avanzado a los participantes, es un sello distintivo de un proyecto sólido que tiene un número limitado de monedas. Filtrar por este criterio puede ser de gran ayuda.

● Seguimiento de las redes sociales:

La actividad en redes sociales de un proyecto puede brindar una idea de cuan desarrollado se encuentra. De igual modo es útil recopilar los comentarios de los usuarios en las redes (ver que comentan en el hashtag de la moneda, por ejemplo), pero nunca fiarse demasiado de estas publicaciones puesto que se ha hecho muy popular que las compañías recompensen a usuarios comunes a cambio de comentarios positivos. En este sentido, la plataforma más esclarecedora es Telegram. Es necesario velar que las actualizaciones en los canales de Telegram del proyecto sean frecuentes y transparentes.

2) Participar formalmente en el ICO

Una vez hecha la investigación de mercado -y si se hizo de acuerdo a los criterios explicados antes- se puede proceder a invertir formalmente en el ICO, sabiendo que este es legítimo y rentable. En esta fase, los pasos imprescindibles son:

● Crear una cuenta en un exchange:

Existen miles de intercambios que permiten a los usuarios comerciar. Es crucial asegurarse que, independientemente de la cuenta que utilice (ejemplos: Coinbase, Bitfinex, KuCoin, Huobi, etc.), debe ser en una plataforma que acepte fiat (monedas fiduciarias como el dólar o euro), de modo que pueda convertir la moneda fiduciaria en su criptomoneda favorita y viceversa.

● Poseer una billetera para participar en ICO

Una billetera (wallet) es una secuencia de código en la que se almacenan los tokens. El mundo críptico ofrece un montón de tipos de billetera para los usuarios (de hecho existen cinco tipos: online, offline, móviles, de hardware y en papel). Es absolutamente esencial que elija una billetera de comprobada seguridad. Todos los exchanges tienen sus propias billeteras, pero se recomienda no usarlas por las amenazas de ciberataques.

● Seguir las instrucciones del ICO

Debe ser parte de la discusión de los ICO. La mayoría generan una guía adecuada para participar en sus ofertas. Únase al canal de comunicación oficial (en los blogs ya mencionados y Telegram) para recibir las actualizaciones periódicas.

En definitiva, no tema perder un ICO, pues precipitarse en una inversión tan riesgosa como esta, no es en modo alguna una decisión inteligente. En promedio se llevan a cabo 2.5 ICO todos los días, así que tómese su tiempo para tener una evaluación erudita y que su elección sea la mejor posible.

Nuestros servicios de investigación de mercado y asesoría financiera (con analistas especializados en blockchain e inversiones de capital de riesgo) siempre estarán disponibles para optimizar su portafolio.

Regulaciones y normas

El estado legal de la ICO es mayormente indefinido. Idealmente, el token se vende no como un activo financiero, sino como un bien digital. Esta es la razón por la cual el ICO se suele llamar ‘venta al público’. En todo caso, en la mayoría de las jurisdicciones, la financiación con un ICO no está regulada, lo que lo hace un instrumento extremadamente difuso de entender. El hecho de que no exista ninguna legislación en esta materia obedece sobre todo a que es una modalidad muy reciente que la mayoría de los estados o bien ignoran, o deliberadamente evitan.

Sin embargo, algunas jurisdicciones parecen conocer el ICO y tienden a regularlos de manera similar a la venta de acciones y valores en un mercado de capitales convencional. La espectacular implosión de la DAO hizo un buen trabajo en la atención de los reguladores. 

Entonces, mientras que los ICO en la actualidad ocurren principalmente en un área gris, en el futuro es muy probable que estén regulados. Esto podría conllevar algunos riesgos financieros y legales para los inversores. Además, el costo y el esfuerzo para cumplir con la regulación podrían reducir las ventajas de participar en ellos, en comparación con los medios tradicionales de financiamiento.

Ahora bien, lo que si suele asumirse tácitamente son un conjunto de normas para la concreción de cualquier ICO, a saber:

• Límites de recaudación

Para evitar una volatilidad incontrolable del token debido a razones especulativas, la norma general dicta que cada proyecto debe fijar un límite mínimo de recaudación (soft cap) y un límite máximo (hard cap) esperado o como meta del ICO. El rango razonable oscila entre $12 y $30 millones. Por debajo o por encima de esos valores el proyecto es o muy pobre o demasiado ambicioso.

• Tiempo de vigencia

El ciclo de vida de un ICO debe ser claramente definido. Usualmente dura entre par de semanas y un mes; aunque con la viralidad de éstos lanzamientos, generalmente se cumple el límite de recaudación antes de que venza el tiempo estipulado (de hecho, que sea así es un indicio saludable).

.

• Distribución de los tokens en venta

Una de las informaciones más elementales para cumplir con estándares mínimos de transparencia y confiabilidad, es el número total de tokens que se pondrá en venta durante el ICO, y asimismo, que porcentaje de la circulación será distribuida al equipo desarrollador, asesores e inversores asociados. Una norma que se asume, es que el porcentaje de tokens que se disponen para el público no debe ser menor al 25%, y la distribución al equipo ha de ser pequeña en comparación a aquella.

• Valor inicial del token

el valor del token debe establecerse explícitamente o derivarse fácilmente del porcentaje que se venderá y del valor recaudado. Debe expresarse su valor al cambio en dinero fiduciario (dólares básicamente), en Ether y BTC

Conclusión

Los ICO son inobjetablemente un poderosísimo instrumento de financiamiento para los proyectos emergentes de la criptoindustria. Permite proveer de fondos a los desarrolladores  para lanzar novedosos ecosistemas. Sin embargo, algunos argumentos en su contra no dejan de tener razón, puesto que enfrenta retos en materia de transparencia y seguridad. De todas maneras, siempre que el ICO venga acompañado de un proyecto sólido (con una beta ya desarrollada), un equipo confiable y excelso, y un modelo de negocios escalable, representará una gran oportunidad de inversión.

¡Conoce los planes de inversión que tenemos para ti!

Regístrese y obtenga los siguientes beneficios:

  • Gane dinero invirtiendo en el criptomercado
  • Creamos y gestionamos su portafolio de criptos
  • Sin costos por suscripción
  • Sin tasa de interés
  • Solo enfocado en las ganancias
  • Acceda a análisis técnicos personalizados
  • Comparta beneficios con otros inversores


Guía completa sobre los ICOs: Qué son y cómo invertir en uno
5 (100%) 1 vote
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 11,569.00 0.55%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 270.23 1.2%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.337556 2.31%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 102.50 2.14%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 345.20 1.71%
  • eosEOS (EOS) $ 4.69 2.62%
  • tetherTether (USDT) $ 1.00 0.22%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.067999 2.95%
  • tronTRON (TRX) $ 0.028921 1.23%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.097563 5.34%
  • moneroMonero (XMR) $ 93.17 3.41%
  • dashDash (DASH) $ 142.92 3.51%
  • neoNEO (NEO) $ 14.86 0.65%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.348340 0.91%
  • tezosTezos (XTZ) $ 1.03 1.38%
  • ontologyOntology (ONT) $ 1.09 0.82%
  • nemNEM (XEM) $ 0.075837 1.11%
  • zcashZcash (ZEC) $ 89.57 0.5%
  • basic-attention-tokenBasic Attention Token (BAT) $ 0.285685 0.28%
  • qtumQtum (QTUM) $ 3.65 2.07%
  • omisegoOmiseGO (OMG) $ 1.94 1.06%
  • holotokenHolo (HOT) $ 0.001510 2.41%
  • komodoKomodo (KMD) $ 1.59 7.46%
  • wavesWaves (WAVES) $ 1.62 2.77%
  • 0x0x (ZRX) $ 0.263967 1.28%
  • iconICON (ICX) $ 0.309884 3.73%
  • daiDai (DAI) $ 0.983777 0.07%
  • golemGolem (GNT) $ 0.074444 0.48%
  • decentralandDecentraland (MANA) $ 0.047222 4.7%
  • electroneumElectroneum (ETN) $ 0.005773 3.34%